Archivo de la etiqueta: Contacto físico

Contacto físico y afecto


1463675_254852114665184_467588795_nHace un par de semanas incluí la siguiente imagen en la Fan page de Creciendo Juntos en Facebook. Los cerebros pertenecen a dos niños diferentes de tres años de edad.

El pie de foto explicaba de manera muy resumida que la diferencia entre ambos cerebros reside en la forma en que ambos niños habían sido tratados por sus madres (uno de manera normal y otro de forma extremadamente negligente). Independientemente del debate que se creó y que podrás ver pinchando en el enlace anterior, decidí que era necesario hablar un poco sobre la importancia del afecto y del contacto físico en el desarrollo humano.

En esta ocasión me he propuesto no extenderme demasiado para que te resulte más rápido leer el artículo, y por ello, me pareció apropiado limitarme a aportar una serie de datos interesantes que tal vez desconozcas:

  • En ausencia de contacto físico (en mamíferos) todas las células del organismo se niegan a desarrollarse.
  • Cuando se degradan las relaciones afectivas, se desordena la fisiología de los mamíferos (ritmo cardíaco, periodos de sueño, despertares nocturnos, tensión arterial, temperatura corporal, actividad de células inmunitarias, etc.).
  • Hubel y Wiesel ganaron el premio nobel en 1981 por sus estudios sobre la corteza cerebral, y más concretamente de la corteza visual. Entre otras cosas, establecieron que el cortex visual no se desarrolla con normalidad si no se estimula suficientemente durante el principio de la vida. Este mismo principio es aplicable al cerebro emocional.
  • Muchos estudios realizados con ratones ha concluido que la principal fuente de regulación biológica es el amor de su madre.2013-10-11 00.44.47
  • La calidad de la relación entre padres e hijos, definida por el grado de empatía de los padres y su respuesta a las necesidades emocionales del hijo, determina años más tarde la tonicidad de su sistema parasimpático, es decir, el factor preciso que favorece la coherencia y permite resistir mejor el estrés y la depresión (a mayor estrés, mayor riesgo de hipertensión arterial precoz).
  • En la vida adulta, mujeres y hombres que son “queridos/amados” presentan menos síntomas en enfermedades cardiovasculares, menos defunciones en casos de cáncer de mama, son más longevos, etc.
  • Otros estudios sobre el sistema límbico realizados por Lewis, Amini y Lennon determinaron que la relación (afectiva) es un concepto tan real y determinante como cualquier medicamento o intervención quirúrgica.
  • Piaget (eminente psicólogo conocido por sus teorías sobre el desarrollo cognitivo y de la inteligencia), postuló que la afectividad es el freno o el motor de la inteligencia.

En resumen, queda demostrado que el contacto físico emocional y el afecto son una necesidad biológica y por tanto desde Creciendo Juntos recomiendo que lo suministres sin reservas a tus hijos/as. ¡Todos saldréis beneficiados!

Anuncios