Archivo de la etiqueta: Apego inseguro

Tipos de apego


familia multicolor 2 La semana pasada te hablé del apego, de como se forma y de sus beneficios en: ¿Qué es el apego?. Como recordarás, dejé pendiente para esta semana hablar sobre los tipos de apego y sus repercusiones, así que… ¡allá voy!

Existen diversas clasificaciones de los apegos. La que yo te presento está basada en la elaborada por M. Ainsworth. Pertenece a la Teoría del apego y mantiene la existencia cuatro tipos de apego que quedarían de la siguiente manera:

  • Apego seguro
  • Apego evitativo (evasivo o rechazante según el autor)
  • Apego inseguro, dentro del cual nos encontramos con el apego inseguro ambivalente (también conocido como resistente o preocupado) y el apego inseguro desorganizado (o desorientado).

APEGO SEGURO

Se da cuando demuestras cariño, protección, disponibilidad y atención a las señales del bebé, lo que le permite desarrollar un concepto de sí mismo positivo y un sentimiento de confianza. ¿Te suena de algo? Recuerda del post anterior: ¡IDEA!

Una persona que ha crecido con apegos seguros:

  • Busca información activamente.
  • Tiene estructuras cognitivas flexibles.
  • Acepta bien la angustia.
  • Es capaz de incorporar nueva información incluso en periodos de confusión, lo que le permite ajustarse mejor a los cambios del ambiente, tener metas más realistas y evitar creencias irracionales.
  • En cuanto a las relaciones íntimas: accede fácilmente a esquemas y recuerdos positivos, lo que le ayuda a tener expectativas positivas en relación con los otros. Confía e intima más.
  • Desarrolla modelos mentales de si mismo como amistoso, afable y capaz, y de los demás como confiables y bien intencionados.
  • A nivel de respuesta emocional: reconoce niveles moderados de dolor ante rupturas de ambiente. En episodios de enojo presenta expectativas positivas de los resultados. Ante la ira crea metas positivas e intenta mejorar la calidad de la relación.
  • Con respecto a factores de personalidad: es menos neurótico, más extrovertido, más conforme, presenta alta autoestima, es socialmente más activo y evalúa de manera más positiva la familia y el clima familiar.

APEGO EVITATIVO

Ocurre cuando el cuidador deja de atender constantemente las señales de necesidad de protección del niño, lo que le impide el desarrollo del sentimiento de confianza que necesita. Se sienten inseguros hacia los demás y esperan ser desplazados sobre la base de las experiencias pasadas de abandono.

Una persona que ha crecido con apegos evitativos:

  • Rechaza información nueva (a más información, mayor confusión).familia multicolor
  • Tiene estructuras cognitivas rígidas.
  • En cuanto a las relaciones íntimas: accede más fácilmente a esquemas negativos que le llevan a  mantenerse receloso en la cercanía con los demás. Es ansioso a la hora de comprometerse en relaciones íntimas, pero se encuentra incómodo intimando.
  • Desarrolla modelos mentales de si mismo como suspicaz, escéptico y retraído y de los otros como desconfiables.
  • A nivel de respuesta emocional: presenta niveles más bajos de atención negativa, pero se niega a sentir dolor activamente. Experimenta episodios frecuentes e intensos de enojo, pero su estilo represivo hace que se presente de manera positiva y niegue la ira. Crea metas destructivas y respuestas desadaptativas. Pasa por periodos de enojo hostil sufriendo dolor y otras emociones negativas.

APEGO INSEGURO

Nos encontramos con este tipo de apego cuando el cuidador está física y emocionalmente disponible sólo en ciertas ocasiones, lo que hace al individuo más propenso a la ansiedad de separación y al temor de explorar el mundo. Es evidente un fuerte deseo de intimidad, pero a la vez una sensación de inseguridad respecto a los demás. Como ya te adelanté, puede ser de dos tipos:

  • Apego inseguro ambivalente

El niño se encuentra con que sus cuidadores a veces están disponibles de manera incondicional y accesibles y otras veces no. Responden a la separación con angustia intensa y mezclan comportamientos de apego con expresiones de protesta, enojo y resistencia. Debido a la inconsistencia en las habilidades emocionales de sus cuidadores, estos niños no tienen expectativas de confianza respecto al acceso y respuesta de sus cuidadores.

  • Apego inseguro desorganizado

El cuidador ante las señales del niño tiene respuesta desproporcionadas y/o inadecuadas, incluso en su desesperación, al no poder calmar al niño, el cuidador entra en procesos de disociación (de manera muy simplificada sería una desconexión entre la persona y lo que le rodea en el exterior) . Esta conducta del adulto desorienta al niño, no le da seguridad y le genera ansiedad adicional.

Una persona que ha crecido con apegos inseguros:

  • Quiere nueva información, pero sus intensos conflictos le alejan de ella.
  • En cuanto a las relaciones íntimas: tiene mayor accesibilidad a esquemas negativos, lo que le lleva a tener conflictos con la intimidad (desea tener intimidad, pero tiene mucho miedo a perderla). Se preocupa en exceso de que su pareja no le quiera y le abandone.
  • Desarrolla modelos mentales de si mismo como poco inteligente e inseguro y de los demás como desconfiables y reacios a comprometerse.
  • A nivel de respuesta emocional: presenta baja tolerancia al dolor, responde con miedo y ansiedad ante cualquier ruptura del ambiente, tiene más propensión a la ira, es esquivo, dudoso, ansioso y se siente más apenado que cualquier otro estilo ya que ve las situaciones de forma más negativa.

¿QUÉ OTROS FACTORES INFLUYEN?

  • El temperamento del niño. Si es irritable, difícil de familia dentro de casa multicolorcalmar o poco responsivo será más difícil crear un apego seguro.
  • El cuidador. Los padres que critican, rechazan o interfieren tienden a tener hijos que evitan la intimidad emocional. Esto también ocurre cuando el padre y/o madre tienen problemas personales.
  • El ambiente. Un impedimento en la formación de apegos es el miedo, ya sea por dolor, amenaza, ambiente caótico, etc.
  • El acoplamiento. Este es el proceso de prestar atención, leer las señales no verbales y responder a las mismas de forma apropiada.

Termino con unas pinceladas sobre otros factores que influyen en la formación de apegos, pero habrás notado que no he hablado todavía de algo tan importante como son los estilos educativos que utilizan los padres y de como éstos influyen también en el desarrollo socio afectivo del hijo, así que desde Creciendo Juntos asumo como compromiso para la semana que viene un post al respecto.